Kinect deja de ser obligatorio en Xbox One.

Microsoft ha vuelto a recular en otra de las cosas que no le gustaban al publico cuando se anuncio la consola en el E3, ni más ni menos que Kinect dejará de ser obligatorio en Xbox One como se dijo en un principio cuando el aparato estaba pensando para estar siempre encendido junto con la consola.

 

Marc Witthen ha hablado con IGN aclarando que Kinect podrá ser apagado e incluso desconectado de la consola y aun así esta seguiría funcionando. “Como el online, la consola seguirá funcionando aún estando Kinect desconectado, aunque no va a poder aprovechar las funciones y experiencia que ofrece este sensor de movimiento. Tienes la opción de apagar completamente el sensor. En esta función, el sensor no va a recopilar ninguna información. Cualquier funcionalidad que requiera voz, vídeo o gestos no va a funcionar”. El usuario podrá habilitar el periferico cuando quiera y si algun juego requiere del sensor así se lo informarán antes de seguir.

About

Deja un comentario