Dragon Age: Inquisition se retrasa hasta el 21 de Noviembre.

Si en la anterior noticia os informabamos del retraso de Battlefield: Hardline ahora le toca el turno a Dragon Age: Inquisition, el esperado juego de rol de BioWare. Aunque esta vez solo se trata de unas semanas de retraso.

El juego inicialmente estaba previsto para el 9 de Octubre pero para que estuviese listo del todo ha pasado al 21 de Noviembre. En la carta que se ha publicado decían que “si bien este retraso de unas pocas semanas no parece mucho, sí que facilitará que el juego experimente una gran mejora”.  Se pretende “pulir la experiencia de juego que desean todos los jugadores y potenciar el impacto emocional de las elecciones”.

Todo sea por tener un mejor producto final.

About

Deja un comentario